Tecnologías

37.5® Technology

A 37,5°C, el cuerpo humano funciona al máximo. Está tan finamente ajustado de esta manera, que los sistemas de termorregulación, como la transpiración y los escalofríos, trabajan constantemente para garantizar que la temperatura corporal interna se mantenga lo más cercana posible a 37,5°C.

37.5® es una tecnología de termorregulación dinámica activada por la humedad. Cuando el cuerpo está caliente, las partículas activas incrustadas en el material 37.5® utilizan energía para eliminar la humedad y refrescarte. Cuando el cuerpo está frío, las partículas activas retienen energía para calentarte. En esencia, la 37.5® Technology hace que la termorregulación sea más eficiente y funciona de manera similar a un chaleco de enfriamiento, lo que reduce el aumento de la temperatura corporal durante la actividad y, por lo tanto, mejora el rendimiento. Esto se consigue gracias a la combinación de dos partículas activas naturales: el carbón activado de las cáscaras de coco y un mineral de arena volcánica. Ambos son productos de desecho de las industrias de filtración de alimentos y agua.

Un gramo de carbón activado tiene una superficie equivalente a dos pistas de tenis, lo que lo hace extremadamente absorbente. Del mismo modo, debido a sus miles de millones de microporos, la arena volcánica tiene una enorme superficie y una gran capacidad de absorción. Estas partículas activas se combinan y se incrustan en fibras que posteriormente forman un tejido con una capacidad de absorción extremadamente alta. Como resultado, la transpiración se elimina mientras está en su estado de vapor y se reduce la sudoración, lo que tiene un efecto refrescante.

Las partículas activas de la arena volcánica también son capaces de absorber la luz infrarroja en el espectro que emite el cuerpo humano, y esta energía luminosa se transfiere para “alimentar” la partícula. Cuando la humedad es alta debido al calor y la sudoración, las partículas utilizan la energía para transferir la humedad fuera del cuerpo y de la ropa, lo que tiene un efecto refrescante. Cuando la humedad es baja debido al frío, las partículas retienen la energía y reflejan el calor para evitar el enfriamiento. El resultado es una temperatura corporal interna ideal que se mantiene mejor, independientemente de las condiciones.

Al combinar estas partículas activas e incrustarlas permanentemente en los hilos, la prenda resultante reduce la sudoración de forma muy eficaz, absorbe los olores y mantiene la temperatura corporal óptima de 37,5°C.

Además, los hilos con 37.5® Technology están ahora diseñados para biodegradarse a mayor velocidad cuando se depositan en vertederos. El aditivo responsable de esto no hace que las fibras de 37.5® Technology simplemente se fracturen en microplásticos, sino que en realidad las convierte a nivel molecular en subproductos naturales como los generados por los residuos de alimentos. Los vertederos modernos son cada día más capaces de convertir estos subproductos en energía renovable.

M.I.T.I Green Soul Technology

100% reciclado, 100% rendimiento. Green Soul Technology combina el uso de hilos reciclados con los procesos de tintado y acabado más respetuosos con el medio ambiente, sin comprometer el rendimiento de los tejidos. Cuenta con una magnífica capacidad de absorción, una excelente transpirabilidad, resistencia a la abrasión, protección contra los rayos UV y gran elasticidad para la compresión. Un equilibrio perfecto entre sostenibilidad y rendimiento, gracias al uso de materiales reciclados.

Poliéster reciclado

El poliéster es duradero, resistente a las arrugas, ligero, transpirable y ofrece protección contra los rayos UV, lo que lo hace útil para la fabricación de prendas de ciclismo. Sin embargo, su producción conlleva múltiples impactos ambientales asociados:

  • Deriva parcialmente del petróleo, cuyo proceso de fabricación es altamente contaminante.
  • No es biodegradable, por lo que permanece en vertederos durante un mínimo de 20 años.
  • Los tintes de poliéster contaminan los sistemas de agua, causando problemas a la vida vegetal y animal.
  • Los tintes de poliéster son tóxicos para los seres humanos y siguen causando graves problemas de salud a los trabajadores del sector.
  • Utiliza una gran cantidad de agua para los procesos de enfriamiento.

En su lugar, utilizamos poliéster reciclado, que se crea a partir de plástico PET mediante un proceso de reciclaje certificado y trazable (Global Recycled Standard, Bluesign® y OEKO-TEX® clase 1 verificada). Las botellas de PET se trituran, se funden y se reformulan en virutas. Luego, las virutas se envían a las hilanderías, donde se funden y se transforman en fibra de poliéster reciclada. Al crear productos a partir de poliéster reciclado, se destina menos plástico al vertedero y, en comparación con la producción con poliéster normal, se reducen las emisiones de CO2, se utiliza un 50% menos de agua y se ahorran fuentes de energía no renovables.

Nylon reciclado

El nylon tiene una excelente relación resistencia-peso, buena elasticidad y una impresionante durabilidad, lo que lo convierte en otro material útil en la fabricación de prendas de ciclismo. Sin embargo, al igual que el poliéster, tiene varios impactos ambientales asociados:

  • El proceso de producción crea un desagradable gas de efecto invernadero llamado óxido nitroso.
  • El proceso de producción utiliza una enorme cantidad de agua y energía.
  • No es biodegradable, por lo que al final de su vida útil permanecerá en vertederos durante cientos de años.

En su lugar, utilizamos nylon reciclado, que se crea a partir de materiales de desecho industrial. En lugar de arrojarlos a un vertedero, el nylon y el polímero desechados durante la fabricación se reconvierten en hilo de nylon reciclado, mediante un proceso de reciclaje mecánico continuo. En comparación con la producción de nylon normal, las emisiones de CO2 se reducen en un 53% y se utiliza menos energía, agua y combustibles fósiles.

Elastano reciclado

El elastano tiene propiedades de alta elasticidad, lo que lo convierte en un material perfecto para lograr un ajuste de carreras y una alta compresión sin resistencia. Sin embargo, al igual que el poliéster y el nylon, tiene un proceso de producción poco “respetuoso con el planeta”:

  • Es un producto químico pesado y, como resultado, sigue causando terribles problemas de salud.
  • Se suelen utilizar tintes sintéticos muy contaminantes, que afectan a la calidad del agua.
  • Tiende a biodegradarse en microplásticos.

Así que, en su lugar, utilizamos elastano reciclado, creado a partir de los residuos de la fábrica, que en lugar de ir al vertedero se reincorpora a la producción. La línea de reciclaje implica menos compuestos químicos peligrosos, menos emisiones a la atmósfera y menos consumo de energía. Además, gracias a los sistemas de circuito cerrado, hay cero residuos en el agua.

Poliamida reciclada Renüa

La poliamida reciclada se obtiene a partir de materias primas desperdiciadas en la fase de producción. Este proceso de reciclaje altamente eficiente no solo garantiza la preservación de los recursos no renovables, sino que también reduce significativamente el consumo de CO2, energía y agua necesarios durante el proceso de producción.

Nueva badana 4D Memo

No es gran cosa a la vista, pero al tocar o sentarse sobre la badana 4D, sus estructuras de protección diferencial hablan por sí solas. La badana tiene forma anatómica y está hecha de espuma de alta densidad con memoria. Por lo tanto, es capaz de amoldarse a la forma del cuerpo y ofrecer soporte, protección y amortiguación a todas las zonas sometidas a presión y vibraciones durante hasta 8 horas. Gracias a su estructura particular, permite un confort, una ligereza y una transpirabilidad excepcionales, en un reducido esperor.

- Materias primas probadas por OEKO-tex
- Diseño anatómico
- Espuma de alta densidad con memoria (80/100 kg/m2)
- Hidrófila
- Extra ligera
- Alta elasticidad
- Alta transpirabilidad