Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Esta sitio web utiliza cookies. Si continúais navegando, consideraremos que acepta recibir cookies en esta sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra página 'Declaración de protección de datos'.

Comparar

Comparar ahora

Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Julien Absalon – el renacer de una ciclista

26. October 2016 — BMCVoice
BMCVoice

No necesita presentación, todos conocéis a Julien Absalon, el hombre que se siente más cómodo sobre su bicicleta que delante de las cámaras, y prefiere que sus resultados hablen por él. Innegablemente, es el ciclista de montaña más importante de todos los tiempos, y todavía conserva la pasión y la motivación con las que comenzó en el ciclismo de montaña hace 20 años. Este discreto y amable deportista ha liderado su disciplina deportiva durante más de una década, pero no siempre ha sido fácil. Es conocido por su meticulosa atención a los detalles en cuanto a la preparación de las carreras y su equipamiento, pero muchos no saben que se debe a que fueron los mayores obstáculos para su progreso en sus inicios. Para poder permanecer en lo más alto de este deporte, tuvo que aprender las lecciones más duras: asumir riesgos, probar nuevos equipamientos, perder una parte del control, quizás fallar, y aprender de todo ello para lograr ser el más grande de todos los tiempos.

Un deporte en evolución

El ciclismo de montaña en la modalidad “cross-country” ha cambiado de manera espectacular durante los últimos veinte años. Durante este tiempo, todos los ciclistas de montaña han tenido que adaptarse constantemente a la evolución del deporte: tiempos de competición más cortos, recorridos más compactos y técnicos con obstáculos artificiales, como “rock gardens”, “drops”, saltos y “berms”. Las tácticas y los entrenamientos también han evolucionado significativamente, así como los materiales.

Julien Absalon comenzó a competir en 1994 en una “hardtail” de aluminio, con ruedas de 26”, frenos de pinza, un manillar de 550 mm y tres platos. Durante muchos años, estuvo obsesionado con el peso de sus bicicletas de competición e intentar eliminar hasta el último gramo era una afición para él. En un momento dado, llegó a sustituir los tornillos metálicos de su bicicleta por otros de plástico. “En el pasado, en cuanto a los materiales, la mayor parte de mis decisiones tenían como finalidad lograr la bicicleta más ligera posible”, admite Absalon. “Entonces, la relación entre el peso y la potencia era muy importante. Los recorridos de competición favorecían a los buenos escaladores y yo quería tener todo a mi favor para ser el más rápido”.

La primera participación de Julien Absalon en el Campeonato Mundial le reportó el maillot arco iris de campeón. Mont-Sainte-Anne, 1998

La primera participación de Julien Absalon en el Campeonato Mundial le reportó el maillot arco iris de campeón. Mont-Sainte-Anne, 1998

Sin embargo, la tecnología era más rápida que él y Absalon fue el único competidor entre los 20 primeros que utilizó ruedas de 26” en los Juegos Olímpicos de Londres. “Me sentía bien sobre la bicicleta en aquellos momentos, no sentía la necesidad de utilizar ruedas más grandes”. Desde entonces, se enroló en las filas del equipo BMC MTB Racing Team y ahora domina la competición mundial con una BMC Fourstroke, una bicicleta de montaña, de carbono, doble suspensión, ruedas de 29” y frenos de disco, un plato, cambio electrónico, bloqueo de suspensión y manillar de 700mm. Incluso ha incorporado una tija de sillín telescópica para la temporada 2016. “Era inimaginable hace cuatro años, cuando Julien ingresó al equipo, que pudiera probar una bicicleta de doble suspensión, y menos aún, competir con ella”, confirma Alex Moos, director del equipo BMC MTB Racing Team. ¿Cómo superó el francés sus temores al cambio? No solo adoptando la nueva tecnología, sino también entusiasmándose con ella.

La bicicleta lo es todo 

En los primeros días de las competiciones de bicicleta de montaña, la bicicletas y los componentes eran bastante sencillos. Los corredores incluso competían en descenso y XC en bicicletas que eran fundamentalmente iguales. Pero, la evolución del equipamiento ha sido muy importante desde entonces. Deben tomarse muchas decisiones antes del pistoletazo de salida: Julien otorga la mayor prioridad a su material. Cambia algo en su bicicleta sin decírselo y lo notará con el primer golpe de pedal¿“hardtail” o doble? ¿Qué tipo de neumático es óptimo? ¿Qué presión? ¿Cuál debe ser el ajuste de la horquilla y la suspensión? Para que un deportista tenga éxito, un equipo de mecánicos y asesores altamente cualificados pueden ser decisivos, ya que son muchos los aspectos técnicos que entran en juego. “Julien otorga la mayor prioridad a su material. Es muy meticuloso y puntilloso, pero se debe a que le importa de verdad. Cambia algo en su bicicleta sin decírselo y lo notará con el primer golpe de pedal”, afirma Moos. Este tipo de sensibilidad al cambio ha sido intrínseco al desarrollo de nuevas tecnologías en BMC Switzerland y otros participantes en el equipo, como Shimano. “Nos está facilitando información muy importante y muy precisa, algo que los ingenieros y los socios del equipo BMC aprecian de verdad. Les ayuda a profundizar en el desarrollo de sus productos”, añade Stefan Chirst, jefe de producto de BMC Switzerland.

Julien Absalon colaboró estrechamente con Shimano en el desarrollo del grupo XTR Di2, presentado en la primavera de 2015. Según Cor Van Leeuwen: “Él fue de gran ayuda en el desarrollo del producto. Fue el primer ciclista que probó el XTR Di2, ya en 2013”. Una vez convencido de que la nueva tecnología puede tener un fuerte impacto, el cinco veces campeón del mundo se siente como un niño con un juguete nuevo. No puede dejar de jugar con ella. “Quería utilizarla directamente para la competición, aunque se trataba de un prototipo. Julien es el ciclista de MTB más profesional del pelotón y, por esta razón, la persona perfecta para probar nuestros productos. Si él cree que es bueno, todo el mundo pensará que es perfecto. Fue de gran ayuda en el desarrollo del XTR Di2”.

Lo que pasó realmente: Hafjell 2014

Absalon ingresó al BMC MTB Racing Team en 2013, tras una temporada decepcionante, y llegó con una colección de viejos hábitos. Aunque aceptó algunos de ellos, la dirección del equipo también tuvo que imponer sus condiciones. “Tenía problemas para adaptarse a los nuevos equipos”, recuerda Moos, “cuando le gustaba algo, era realmente difícil intentar algo diferente con él, estaba muy apegado. Por lo tanto, tuvimos que imponernos e incluso, obligarle en algunas ocasiones”, dice Moos con un destello en sus ojos. “Eso ocurrió con las ruedas de 26” que él quería seguir utilizando en 2013. Pero, al ingresar al equipo BMC MTB Racing Team, no tuvo otra opción que no fuera utilizar las ruedas de 29”.

A pesar de los problemas iniciales por el cambio a un nuevo equipo, rápidamente se desarrolló una relación de confianza entre el corredor, Moos y los mecánicos del equipo. “El equipo siempre fue muy receptivo, sus observaciones eran muy buenas, y me di cuenta de que estaba mejorando realmente”. Pero, a pesar de la evidencia, Absalon seguía dándole vueltas al peso. “Siempre se negaba a utilizar la bicicleta de montaña BMC Fourstroke de doble suspensión creada para el equipo”, recuerda Moos. “Porque era más pesada que la Teamelite hardtail. Perdió algunas carreras por las diferencias que sus competidores obtenían durante los descensos de recorridos particularmente técnicos en sus bicicletas de doble Le obligué a dar un par de vueltas del recorrido en la Fourstroke, y nunca volvió al paddock. Tuvimos que obligarle a que dejara de entrenarsuspensión. Yo no estaba presente con el equipo en Norteamérica para las carreras de la Copa del Mundo en Mont-Sainte- Anne y Windham, pero no perdí detalle en la televisión. Era obvio que una doble suspensión le hubiera ayudado mucho en esas carreras. De este modo, sin decir nada a Julien, decidí crear una bicicleta para él. Me presenté ante él con la bicicleta en las finales de la Copa del Mundo en Méribel, unas semanas más tarde. Al principio, no quería probarla y tuve que obligarlo. Le obligué a dar una vuelta en la carrera con ella. Volvió diciendo ‘No ha ido tan mal’ y que podría usarla en Roc d’Azur”. Sin embargo, Moos no es ningún principiante. Tras la carrera de Méribel, donde Absalon terminó segundo detrás de su máximo rival, Nino Schurter, hizo que las Teamelite de competición y entrenamiento de Absalon fueran llevadas directamente al Campeonato Mundial, en Noruega, dejando al ganador de la Copa Mundial de 2014 solamente con la BMC Fourstroke. “Era la única bicicleta a su disposición hasta el Campeonato Mundial, dos semanas más tarde. Inventé una excusa, por lo que tuvo que llevarla consigo también a Noruega, donde el uso de una bicicleta de doble suspensión estaba totalmente justificado. Aunque seguía apegado a su Teamelite, le obligué a dar un par de vueltas del recorrido en la Fourstroke, y nunca volvió al paddock. Tuvimos que obligarle a que dejara de entrenar”.

Absalon descubrió un nuevo juguete y lo disfrutó tanto que dejó atrás la presión del Campeonato del Mundo. Todo sabemos cómo transcurrió la carrera. Absalon logró su quinto título, siete años después del último. “Fue increíble. Creo sinceramente Creo sinceramente que fue el cambio de equipo lo que me dio la ventaja competitivaque fue el cambio de equipo lo que me dio la ventaja competitiva. Aunque suponía un riesgo enorme un cambio tan importante y tan cerca de la carrera, era lo que necesitaba”. El Campeonato del Mundo del 2014 fue un antes y un después en la carrera de Absalon. Se dio cuenta de que el peso no lo es todo, y que un poco de peso adicional puede compensarse fácilmente con las ventajas de la tecnología. La temporada siguiente adoptó la Teamelite remodelada completa con Tecnología Micro- Travel (MTT) y obtuvo su triunfo número 30 en la Copa Mundial.

Absalon mejora con el tiempo, como un buen vino francés

En 2016, Absalon, en su búsqueda incansable por optimizar el material, ha ido un paso más allá con la idea de probar una tija de sillín telescópica en competición. Esta pieza sube y baja la tija del sillín y es esencial entre los ciclistas de Enduro porque les permite separarse más del sillín y tener más libertad en las secciones más empinadas de la carrera. “La tija de sillín telescópica cambia mi estilo de ciclismo: Puedo superar obstáculos pronunciados y ahorrar energía, así como descender más rápido”. Sin embargo, supone una importante penalización de peso de 400 gramos. “No es un peso insignificante, pero tiene muchas ventajas. Al final, lo que hace que la balanza se incline a su favor es la diversión que obtengo”. Tras unas sesiones de entrenamiento, he decidido usarlo en competición y ser el primer ciclista de élite que lo utiliza en la Copa Mundial XCO.

Estoy seguro de que pronto veremos a más ciclistas de XC usarlo. Absalon crea tendencia. ¿Quién lo hubiera dicho hace cinco años? “Ni yo mismo”, comenta, con una amplia sonrisa.

Innovación
Internacional, Español Sitios BMCEncontrar un distribuidorB2BContacto