Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Esta sitio web utiliza cookies. Si continúais navegando, consideraremos que acepta recibir cookies en esta sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra página 'Declaración de protección de datos'.

Comparar

Comparar ahora

Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Absalon en estado puro: el más grande de todos los tiempos

5. December 2016 — TeamSpirit
TeamSpirit

No hace falta presentarle, ya todos conocéis a Julien Absalon. El hombre, más cómodo sobre la bici que delante de las cámaras, prefiere que sea su palmarés el que hable por él. En vísperas de su penúltima temporada internacional, que arranca en Nove Mesto na Morava en unos pocos días, nos pusimos al día con el líder del BMC MTB Racing Team para hablar de los mejores momentos de su carrera, los pasados y los venideros.

Julien, ya casi son veinte años ocupando el escalón más alto del podio. ¿Qué te parece si abrimos un álbum de fotos y recordamos los momentos más destacados, buenos y menos buenos, de tu carrera? ¿Nos puedes hablar de ellos?

Mont-Sainte-Anne 1998 - Y se oyó clic

First World Championships experience and first rainbow jersey

Me convertí allí en Campeón del Mundo sólo unas pocas semanas después de ganar el Campeonato de Europa. Entonces pensé: "Tal vez me pueda ganar la vida con el ciclismo". Antes de eso nunca había pensado en hacerme profesional. Empecé en el ciclismo bastante tarde, pero luego todo pasó muy rápidamente y de forma natural. En mi casa no había tradición ciclista y yo no tenía ni idea de cómo funcionaba el mundillo. Pero después de unos pocos meses de entrenamiento, ¡acabé 4.º en el Campeonato Nacional Francés! Luego me subí a muchos podios en mi país, pero seguía sin hacerme con una victoria. A consecuencia de esto no me seleccionaron para el Campeonato del Mundo de 1997 (1.º año de júnior). Pero después de ganar la Copa de Francia en Roc d'Azur el año siguiente, en 1998, ¡lo gané todo!

Mont-Sainte-Anne fue una gran carrera para mí. Verdaderamente lo tenía todo bajo control, desde la salida hasta la meta. Le gané a Ryder Hesjedal, pero, si te soy sincero, eso es casi todo lo que recuerdo de esa carrera.

Seguí estudiando durante un par de años después de eso y finalmente me hice profesional con Bianchi en 2001.

Durango 2000 - La primera victoria en Copa del Mundo

Era mi segunda temporada como sub-23. Fue una sorpresa porque nunca había conseguido un podio o un top 5 antes. ¡Ese día tuve suerte! Roland Green estaba dominando pero pinchó dos o tres veces. Le pasé muchas veces, pero él siempre me alcanzaba. En la última vuelta, yo iba segundo por detrás de Cadel Evans pero él también pinchó y le adelanté a 400 metros de la línea de meta. Tuve un montón de suerte y ganar fue una verdadera sorpresa.

Atenas 2004 - Un día perfecto

Yo no era uno de los favoritos, sino más bien un extraño que no contaba para medalla. ¡Ese fue verdaderamente un día perfecto! Yo estaba en el séptimo cielo, hice una carrera perfecta y gané el oro.

Con la fecha acercándose, y aunque era mi primera experiencia olímpica, cada día estaba más tranquilo. Pero al mismo tiempo estaba emocionado y con ganas de que llegara la carrera. No había nada que pudiera afectarme, estaba programado para ganar. Ahora realmente ya no recuerdo mucho de la carrera en sí. En la vida solo tenemos dos o tres días como ese, y aquel fue el primero para mí.

Les Gets 2004 - El impulso de los Juegos Olímpicos

Golden helmet and golden shoes for the new Golden Man

Cédric Ravanel (silver), Julien Absalon (gold) and Thomas Frischknecht (bronze)

Yo todavía estaba como en una nube después de Atenas. Llegué a Les Gets como si estuviera de vacaciones. Tres días antes de la carrera estaba de barbacoa con Cedric Gracia y Max Commençal... Pero mi entrenador se las arregló para que me concentrara otra vez: "Hace dos semanas estabas en la mejor forma de tu vida, ¡no se puede haber ido todo!" El día antes de la carrera oí sonar la Marsellesa por la victoria de Fabien Barel en la competición de descenso, luego oí llover durante toda la noche y, por la mañana, ¡me desperté como un guerrero! Asumí algunos riesgos y fui con ruedas para barro poco infladas.

No me sentía tan mal en la parte superior de la primera subida y luego los adelanté a todos en la bajada. ¡Llegué al tramo de abajo con una ventaja de 30-40''! Luego me volvieron a alcanzar en las subidas, pero iba muy rápido en las bajadas, y así es como me gané la carrera. Ese día me convertí en Campeón del Mundo y tres días antes ni siquiera pensaba en participar. Ese podio siempre será muy especial para mí. Lo compartí con Thomas Frischknecht (bronce), el hombre de referencia en aquel momento y a quien realmente admiraba, y con mi amigo Cédric Ravanel (plata). Fue un gran podio y me sentía fantástico por ganar mi primer Campeonato del Mundo de categoría élite en mi casa, en Francia. 

2005-2007 - Absalon n°1

Livigno 2005: Christoph Sauser (silver), Julien Absalon (gold) and José Antonio Hermida (bronze)

Rotorua 2006: Christoph Sauser (silver), Julien Absalon (gold) and Fredrik Kessiakoff (bronze)

Fort William 2007: Ralph Näf (silver), Julien Absalon (gold) and Florian Vogel (bronze)

Val di Sole 2008 - El fin de un abrumador dominio

¡Vaya fracaso tuve allí! Pero con todo, fue realmente algo bueno. Si no hubiera pasado, dudo de que me hubiera convertido un mes más tarde en Campeón Olímpico por segunda vez. A diferencia de 2004, estaba en una espiral donde el estrés y el desafío fueron más fuertes que la envidia y la pasión. No me sentía bien y esa gran bofetada en la cara me puso de nuevo en mi sitio. Era necesario volver a cuestionarlo todo. Un mes más tarde llegué a Beijing en un estado mental muy diferente.

En el plazo de un mes, me las volví a arreglar para encontrar el equilibrio adecuado. Carrera tras carrera, la gente se había acostumbrado a verme ganar y, cuando no lo hacía, la gente decía "Absalon perdió, Absalon se acabó", y esta presión se hizo cada vez más difícil de manejar. Después de Val di Sole, la presión desapareció, ya no era Campeón del Mundo.

Beijing 2008 - Segundo oro olímpico

Al final llegué a Beijing y allí quería divertirme. Estaba allí para disfrutar al máximo de mis segundos Juegos Olímpicos.

Los estándares en competición habían cambiado mucho en comparación con Atenas cuatro años antes. Era más difícil abrir una brecha con el resto de competidores. La gente esperaba allí algo de mí porque yo defendía el título.

Ese fue otro gran día, corrí la carrera a la perfección. Ese título fue una consagración y también una confirmación del primero. ¡Ganar los Juegos Olímpicos dos veces era algo increíble!

También fue cuando la gente descubrió a Nino Schurter, alguien que en las siguientes temporadas me iba a apretar las tuercas.

Canberra 2009 - Derrota al sprint, la primera de una larga serie

Durante el Campeonato del Mundo en Canberra fue cuando descubrimos un nuevo tipo de competición. Hasta entonces, las llegadas al sprint y las tácticas apenas existían. La carrera fue muy táctica con algunos ciclistas suizos trabajando juntos contra mí, mucho viento y un recorrido muy rápido. No pude quitarme de encima a Nino y me ganó en la llegada a meta. Acabar segundo estuvo bien, pero quedar segundo en un sprint del Campeonato del Mundo es algo difícil de digerir...

Canberra 2009: Julien Absalon (silver), Nino Schurter (gold) and Florian Vögel (bronze)

Después de eso, perdí una serie de carreras contra Nino con llegadas al sprint. Nino se dio cuenta rápido de que era el más rápido al sprint y supo jugar esta baza. Con más experiencia, empezó a asumir su papel al haberse convertido en el jefe. Yo no pude encontrar una solución, una manera de vencerlo, y empecé a desarrollar un complejo de inferioridad. Mucha gente dijo entonces que estaba acabado, ¡pero solo pasé del puesto 1 al 2!

Perder un puesto en el ranking UCI no era gran cosa, pero me acuerdo de estar en la línea de salida en Nove Mesto con el 12 sobre el maillot. Eso fue después de los Juegos Olímpicos de Londres y algunas carreras DNF. ¡Fue un verdadero golpe para mi moral!

Londres 2012 - El desencanto

Fue sin duda la mayor desilusión y la decepción más grande de mi carrera. Me entrené como nunca antes para esta carrera y llegué allí en la mejor forma posible, pero no pude defender mis opciones por un pinchazo. Un fallo mecánico en los Juegos Olímpicos... Es algo muy duro de tragar y aceptar. Nunca sabré lo que habría pasado si...

La mejor manera que tenía de pasar página era centrarme en el futuro. Pero ha habido momentos duros.

En 2013, me uní al BMC MTB Racing Team y eso me ayudó mucho. Después de seis grandiosos años con Orbea, cambiar de material, de ambiente y de gente me dio una motivación nueva que necesitaba.

2014 - El grand slam

Pietermaritzburg, Cairns and Albstadt World Cups

On the start line of the World Cup final in Meribel

BMC MTB Racing Team: best team of the World Cup

European Championships in Sankt Wendel: Fabian Giger (silver), Julien Absalon (gold) and Jan Skarnitzl (bronze)

Fifth World Championships title, seven years after the previous one

For the first time ever, Julien Absalon raced on a full supspension bike: the BMC Fourstroke FS01

Hafjell 2014: Nino Schurter (silver), Julien Absalon (gold) and Marco Aurelio Fontana (bronze)

 

Ese año lo gané todo: ¡los campeonatos franceses, europeos y del mundo, tres Copas del Mundo y la clasificación general...! Por supuesto que tenía grandes metas y expectativas, pero si alguien hubiera venido a decirme que iba a ganar tanto, nunca se lo hubiera creído.

llegué muy relajado a Hafjell y esa es la forma en la que mejor funcionan las cosas.Mi mujer estaba embarazada, así que quería tener un buen comienzo de la temporada. Nunca se sabe lo que puede suceder en las últimas semanas de un embarazo o en los primeros meses de vida del bebé, así que me centré en las primeras carreras. Gané las dos primeras pruebas de la Copa del Mundo en Pietermaritzburg y Cairns. Después de eso, realmente no había planeado ir a Norteamérica, pero finalmente lo hice. Allí todo fue bien y consolidé mi liderato en la clasificación general.

A las puertas de un nuevo título de Copa del Mundo, llegué muy relajado a Hafjell y esa es la forma en la que mejor funcionan las cosas.

Nueva  temporada - nueva motivación

Ahora estamos al comienzo de la temporada 2015, ¿será tu penúltima?

Seguramente.

¿Cuáles son tus objetivos para esta nueva temporada?

Es una temporada preolímpica y ya todos estamos pensando en Río. Me gustaría llegar al mismo nivel que el año pasado y ganar lo mismo: unas cuantas pruebas de la Copa del Mundo y el campeonato francés, los europeos y también el Campeonato del Mundo. Mi preparación no ha ido tan bien como yo habría querido por unas alergias, pero la temporada internacional comienza más tarde y eso es bueno para mí. Pero, de ahora en adelante, tendremos que estar lo más frescos posible porque no hay descansos durante la temporada.

La Copa del Mundo comienza este fin de semana en Nove Mesto na Morava, un evento que hasta ahora no has ganado.

Me encanta entrenar allí, el trazado es muy divertido, pero es cierto que los resultados allí siempre han estado por debajo de lo que esperaba. Es un trazado que me gusta, pero no se ajusta bien a mis fortalezas. Disfruto mucho menos entrenando en Albstadt pero el trazado se adapta mejor a mí porque las subidas son más inclinadas y largas. ¡Así que me paso más tiempo en Albstadt!

Entonces sería tu 30.ª victoria en la Copa del Mundo...

Tal vez, no estoy muy seguro si exactamente...pero 30 no es el objetivo.

Saber que estás en tu penúltima temporada, ¿te supone más o menos presión?

En realidad, un poco de las dos. A veces pienso que sólo quedan dos temporadas y que debería ganar tantas carreras como fuese posible. Y a veces pienso que no tengo nada más que demostrar y que sería mejor disfrutar mis dos últimas temporadas y mis últimos Juegos Olímpicos. Pero en general, mi larga experiencia hace que todo sea un poco más fácil y relajado. Río 2016 será mi cuarta olimpiada, así que sé muy bien como plantarle cara.

Hablando de eso, ¿cómo te sientes de cara a Río? ¿Conoces la ciudad y el recorrido?

Estuve allí una vez, en 2004, para un evento de RedBull. ¡La fiesta fue increíble! (risas)

Así que conozco Río un poco, pero en realidad no me importa mucho lo que esté sucediendo allí o en otro lugar. Como todos los demás, estoy esperando conocer cómo será el recorrido. Hasta ahora, sólo hemos visto una toma aérea de la colina, que incluso podría llamarse pequeña montaña. A diferencia de Londres, no creo que vaya a ser demasiado difícil encontrar algunos metros de altitud, pero todo dependerá de la imagen que los organizadores quieran dar del ciclismo de montaña. Realmente espero que sea una prueba de verdadera bicicleta de montaña. En Londres fue divertido competir, pero era imposible que la gente pudiera identificarse con la carrera allí, era todo demasiado artificial. Los equipamientos artificiales son necesarios para el espectáculo, pero están demasiado lejos de lo que la gente conoce.

Para mí, un buen trazado es una buena mezcla de obstáculos naturales y artificiales.

¿Y después de Río?

Has dejado claro muchas veces que no vas correr en carretera, pero...

... ¿Nunca te veremos en la salida de la Cape Epic?

¡No! Es demasiado larga, seis horas al día sobre la bicicleta es algo que no me atrae. Me gustan los esfuerzos explosivos y los recorridos técnicos. Me aburro muy rápido compitiendo en maratones.

¿Así que no vas a hacer otro intento en el Campeonato del Mundo de Maratón (DNF en Montebelluna, Italia 2011)?

¡No! Pero, ¿por qué no participar en la Transvésubienne o la Shimano Epic Enduro? Las dos son carreras en las que se necesita habilidades de conducción y resistencia. También me gustaría participar en la Megavalanche de l'Alpe d'Huez.

... ¿Con tu hermano Rémy en las Enduro World Series?

¿Por qué no? Pero el Enduro se ha vuelto demasiado profesional para mí como para tener algún tipo de expectativas en cuanto a resultados. Me gustaría ir allí por diversión.

... ¿ Y en una reunión de jefes de equipo?

A corto plazo, no. No estoy seguro de qué traerá el futuro, pero no quiero convertirme en director de equipo justo al terminar mi carrera. Los viajes te limitan mucho y me gustaría relajarme y pasar un tiempo en casa en lugar de viajar por el mundo.

... ¿En un reality show?

Ya me lo pidieron un par de veces, en particular, para la primera "Koh-Lanta For Celebrities" (un show francés de aventuras) pero definitivamente no es algo que debas hacer durante tu carrera deportiva. Tal vez otro espectáculo de aventura, pero primero tendría que evaluar la idea.

... ¿En el París-Dakar?

Eso sí me gustaría. Me gusta todo tipo de deportes de motor y definitivamente me gustaría hacer más cuando deje la bicicleta. Así que... Paris-Dakar, Trophée Andros o cualquier otro evento, ¡cuenten conmigo!

Julien Absalon at one of his favorites events of the year: the Trophée Andros

... ¿En política?

No lo creo. Me interesa la política, pero siempre me he prohibido a mí mismo involucrarme en ella durante mi carrera. Nunca digas nunca jamás, pero no creo que lo haga.

... ¿Trabajando para la industria de la bicicleta?

Para la industria tal vez, ¡pero no si eso significa trabajar en una oficina!

 

 

Photos: Armin Kürstenbrück and Maxime Schmid / EGO Promotion and Julien Absalon's private collection

Innovación
Internacional, Español Sitios BMCEncontrar un distribuidorB2BContacto