Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Esta sitio web utiliza cookies. Si continúais navegando, consideraremos que acepta recibir cookies en esta sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra página 'Declaración de protección de datos'.

Comparar

Comparar ahora

Por favor selecciona tu region e idioma

  • Internacional
    • English
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
    • Español
  • Suiza
    • Deutsch
    • Français
    • Italiano
  • Alemania
    • Deutsch
  • Austria
    • Deutsch
  • Francia
    • Français
  • Italia
    • Italiano
  • España
    • Español
  • Benelux
    • Français
    • English
  • USA
    • English
    • Español

Un día con Lorraine Truong

10. December 2016 — TeamSpirit
TeamSpirit

Lorraine Truong es conocida por ser una talentosa ciclista. Es capaz de manejar cualquier bicicleta –incluidos monociclos– y recientemente terminó en octava posición en el evento EWS celebrado en Rotorua (Nueva Zelanda). Lo que muchos no saben es que trabaja como ingeniera al 50% para el departamento de I+D de BMC Suiza. Alterna a diario entre su ordenador y la bici, entre software de cálculo y su plan de entrenamientos. Sus jornadas son largas y ajetreadas. Por suerte, su mente científica y su cultura suiza la ayudan a planificar días y semanas mejor que cualquier ministro. Nos levantamos temprano –muy temprano– para pasar un día con ella en Val-de-Travers, un pequeño valle perdido en el Jura suizo.

4:30 – ¡Arriba!

Aún no ha amanecido y está frío. También está lloviznando. Pero no importa, la alarma de Lorraine esta puesta a las 4:30 de la mañana. Tiene por delante un día muy ajetreado.

4:45 – Nada de dar media vuelta en la cama

Lorraine ya está en pie y lista para su primera sesión de entrenamiento: un recorrido de 50 minutos con sus compañeros favoritos, Shimano y Fado.

5:40 – Primer tren

Lorraine se sube al primer tren del día. Se trata de un recorrido de 1 hora y cuarto hasta la sede central de BMC en Grenchen.

Las dos horas y media que pasa a diario en el tren nunca son una pérdida de tiempo. Le gusta leer en francés o en inglés libros científicos con títulos tan extravagantes como «Universe in a nutshell» o «A la découverte des lois de l’univers. La prodigieuse histoire des mathématiques et de la physique» o jugar al KenKen (una versión avanzada del famoso sudoku).

Pero también reconoce que le gusta leer sus cómics favoritos «Calvin & Hobbes» o echar una cabezadita de vez en cuando…

7:00 – Oficina

Normalmente, lo primero que hace Lorraine en la oficina es encender el ordenador y abrir sus libros para trabajar en las bicicletas BMC del futuro.

La capacidad de combinar el ciclismo activo con la ciencia y la ingeniería es una magnífica oportunidad

Empezó a trabajar aquí en febrero de 2014. Por entonces, el trabajo formaba parte de su proyecto de máster sobre «Seguridad en tubos de dirección de horquilla fabricados de compuestos». Tras licenciarse el pasado mes de septiembre, le ofrecieron un contrato: 50% como ingeniera y 50% como ciclista. «Fue una algo fantástico para mí. La capacidad de combinar el ciclismo activo con la ciencia y la ingeniería es una magnífica oportunidad. La gente que me conoce sabe que es lo máximo que puedo desear».

Ahora forma parte del equipo de producto y trabaja en el grupo tecnológico que constituye el núcleo del Impec Advanced R&D Lab. Es la responsable de cálculo numérico y simulación, y se concentra específicamente en las estructuras de compuestos.

Al ser una destacada corredora, se beneficia del vínculo directo entre sus hallazgos teóricos y la realidad

Al ser una destacada corredora, se beneficia del vínculo directo entre sus hallazgos teóricos y la realidad «Recién salida de la universidad –está licenciada en ingeniería y ciencias de los materiales y posee un máster en ingeniería mecánica–, está incorporando y compartiendo las últimas tecnologías dentro de nuestro equipo. ¡Al ser una destacada corredora, se beneficia del vínculo directo entre sus hallazgos teóricos y la realidad!», explica su jefe, Stefan Christ, Director de Producto de BMC Suiza.

13:30 – De vuelta a Val-de-Travers

Aquí la tenemos, de nuevo en el tren, esta vez desde Grenchen a Val-de-Travers, tomando un pequeño refrigerio que ha preparado meticulosamente la noche antes.

 Se dispone a dedicar la tarde a lo que más ama: montar en bicicleta.

Antes de eso, pasa algún tiempo en uno de sus sitios favoritos: el garaje.

El mantenimiento de la bici es otra de sus grandes aficiones. Sus habilidades mecánicas fueron cruciales el año pasado cuando creó su propia estructura y se desplazó a carreras ella sola, haciendo al mismo tiempo el papel de corredora, mecánica, entrenadora y cocinera.

14:15 – ¡A divertirse!

La región donde creció y sigue viviendo es una de las zonas más húmedas de Suiza. La lluvia y la nieve son habituales allí. Este clima hostil es sin duda una de las razones por las que marcha tan bien en condiciones húmedas. El barro, las raíces resbaladizas y las hojas mojadas forman parte de su terreno favorito.

La «protegida» de Tracey Moseley nos conduce a su sendero favorito, una ruta secreta cuyo mantenimiento realiza por sí misma en los días libres.

17:00 – Bici, bici y más bici...

Tras pasar un par de horas en su sendero secreto favorito, Lorraine cambia la bici de montaña por su bici de trial. Ha dispuesto meticulosamente unos palés, tablas y una caja de madera en el enorme jardín familiar. Allí entrena el equilibrio y su habilidad sobre la bici bajo la mirada atenta de Shimano, su perro de 11 años.

No hay tiempo que perder.

Aún queda mucho por hacer... Media hora de trial es suficiente, no hay tiempo que perder. Aún queda mucho por hacer...


17:45 – La hora del «gimnasio»

Lorraine no es socia de un gimnasio profesional ni nada por el estilo. Ha transformado una vieja cocina de la casa familiar en su gimnasio particular. Sus máquinas y accesorios son un montón de cacharros y cosas de segunda mano.

Para relajarse un poco antes de cenar, disfruta de un paseo con sus perros, siempre dispuestos a vivir nuevas aventuras.

Solo cuando vine aquí con mis amigos comprendí que no era fácil para todo el mundo

Ese día decidió llevarnos al primer recorrido de su vida. «Yo tenía 11 años. Solo tenía una bici urbana, pero me encantaba venir aquí por la tarde al salir del colegio. Pero eso solo después de terminar los deberes... Me pasaba el día dando vueltas y vueltas. Solo cuando vine aquí con mis amigos comprendí que no era fácil para todo el mundo».

19:00 – ¡A la mesa!

Lorraine no sigue ninguna dieta en particular. A veces, durante una carrera, solo piensa en la próxima hamburguesa que va a pedir. O devora en boxes un buen trozo de chocolate. Esta noche ha cocinado endivias al jamón, un plato típico franco-suizo con ensalada, jamón, mucha bechamel y queso. No es realmente la dieta de un atleta, pero sí la dieta perfecta para alguien que ha tenido un día muy movido y ha quemado unos cientos de calorías...

Siempre que puede cena con sus padres, con los que vive. Es la menor de cinco hermanos. Su hermano y sus tres hermanas ya se han independizado, pero todos ellos mantienen una estrecha relación y son los mayores fans de Lorraine.

20:30 – Relax

Por fin acaba el día. Lorraine vuelve a su habitación, el lugar donde creció y que solo abandonó durante su estancia en la EPFL (Ecole Polytechnique Professionnelle de Lausanne o Instituto Suizo de Tecnología).

A diferencia de muchas otras chicas, esta joven de 25 años deja muy claro que no le gusta el color rosa. No obstante, antes de irse a dormir se pone un simpático mono rosa para hacer una última sesión de estiramientos y preparación mental. «Me gusta sentirme con confianza, y este mono es genial. Es cierto que el rosa no es mi color favorito, pero solo lo tenían en rosa o en negro. Y el negro es demasiado triste...».

Por tranquila que pueda parecer, es una persona muy nerviosa en las carreras

Por tranquila que pueda parecer, es una persona muy nerviosa en las carreras. Desde hace unos meses, trabaja con un entrenador mental y dedica entre diez y quince minutos al día a algunos ejercicios: vaciar su mente y hacer malabarismos.

En ese momento del día, cualquiera de nosotros estaría agotado y listo para dormirse y recuperar fuerzas después de tanto ajetreo. Pero Lorraine abre un libro sobre átomos, moléculas y otras partículas. Buen alimento mental para impulsar su sueño de descubrir nuevas cosas que sirvan para cambiar el mundo.

Innovación
Internacional, Español Sitios BMCEncontrar un distribuidorB2BContacto